Antecedentes

Al analizar documentos relativos a las acciones que en materia de salud animal se han implementado en Sinaloa, encontramos algunos datos que nos ilustran sobre la operación de programas y organismos que deben considerarse como los antecedentes del actual comité estatal de fomento y protección pecuaria.

Sin ignorar algunas acciones anteriores, vemos que en 1964 se establece el servicio médico veterinario gratuito para las asociaciones ganaderas, cotratándose a un médico por cada organización dotándolos con vehículos; todo ello con recursos del programa de fomento ganadero del gobierno del estado.

En 1968 en el seno de la unión ganadera regional de Sinaloa, nace la inquietud de implementar una campaña estatal contra la garrapata, para la cual se forma un comité estatal que se responsabilice del desarrollo de la mencionada campaña. Este era presidio por el gobierno federal contando con un vicepresidente que representaba al gobierno del estado, siendo los demás integrantes los consejeros de la unión ganadera y los presidentes de las asociaciones ganaderas locales.

En 1970 el presidente de la unión ganadera regional de Sinaloa presenta una ponencia en la asamblea general ordinaria de la confederación nacional ganadera en la que propone, entre otros puntos, la integración en cada entidad federativa de un comité estatal de sanidad animal, con representantes de los gobiernos federa y estatales, así como de los ganaderos organizados para que dichos comités se responsabilicen de las campañas zoosanitarias a desarrollar en cada estado.

Respondiendo a lo anterior, el 19 de marzo de 1970 el h. Congreso del estado de Sinaloa expide un decreto que ampara la constitución del “comité estatal de sanidad animal de Sinaloa”, mismo que se constituye el día 30 de marzo del citado año, según consta en su acta constitutiva. Cabe señalar que el consejo directivo del mencionado comité era formado en su mayor parte por productores, siendo presidido por el a su vez presidente de la unión ganadera.

Este organismo es el antecedente más inmediato del actual comité estatal de fomento y protección pecuaria, ya que al transformarse da lugar a la constitución de este.

Operación actual: es en 1989 cuando se le otorga personalidad jurídica al comité estatal de fomento y protección pecuaria mediante la escritura de protocolización de sus respectivos estatutos, mismos que rigen en la actualidad su organización y operación; registrándose en 1993 ante la secretaría de hacienda y crédito público como persona moral no contribuyente, estando en la posibilidad de emitir comprobantes fiscales para los usuarios de sus servicios que así lo requieran.

Hasta la fecha se ha conservado la estructura del consejo directivo instalado en 1989, en donde el presidente, secretario general y tesorero corresponden a las personas que ocupan esos puestos en el consejo directivo de la unión ganadera funcionando una subcomisión de vigilancia y control formada por representantes del gobierno federal y del estado.

A partir de la implementación de los programas de salud animal de la alianza para el campo, este comité ha sido el responsable de la planeación y operación de los mismos, así como de la administración de los recursos erogados, sin que esto quiera decir que su actuación solo se limite a esto, ya que desarrolla un sin fin de actividades complementarias de vital importancia y prioridad para acrecentar y conservar en su caso, los diferentes estatus zoosanitarios de la entidad.